Matrimonio igualitario es un hecho. Llegaron al pais la noche anterior desplazandolo hacia el pelo apenas se encuentran acompanadas por las madrinas: Marcela Rojas desplazandolo hacia el pelo Adriana Gonzalez, otra de las parejas que el 20 de junio sobre este ano presentaron las papeles en el magistratura municipal para estar solicitudes de matrimonio igualitario.

En el lobby sobre un modesto hotel en el aldea de Gacheta, a unas horas de Bogota, se audicion una pregunta: “?Alguien goza de sombras de las ojos?”.

La totalidad de las hembras presentes escarban en sus carteras, aunque nadie lleva maquillaje.

Las solicitudes se asignaron a jueces al azar que tendrian que entender la ley para acordar En Caso De Que celebraban o nunca las matrimonios. Marcela y Adriana aun se encuentran a la espera. En el caso sobre Elizabeth y Claudia “el juez reconocio lo que era y no ha transpirado se declaro incompetente”, dice Durante la reciente. Asi que volvieron a presentarla en Gacheta, el poblado del progenitor de Elizabeth, cuyo magistrado acepto la solicitud de casamiento y les dio una citacion Con El Fin De ese miercoles por la manana.

“Nos enteramos realiza casi nada la semana”. Eso explica que cualquier sea tan improvisado. “Esta es una postura como activistas. Ya tuvimos una pompa excesivamente bonita el 25 de mayo con nuestras familias y nuestros hijos”. Claudia asi­ como Elizabeth poseen un hijo cada una, y hoy no estan presentes ya que poseen clases en la universidad. Tampoco alcanzo a regresar el resto de la clan, por la premura sobre la ceremonia desplazandolo hacia el pelo por la emergencia familiar: la abuela de Elizabeth murio a la vispera, luego de una larga indisposicion. “Esa ceremonia fue en el jardin botanico con todos nuestros amigos. Intercambiamos nuestros votos e hicimos nuestro apuro de amor. Decidimos hacerla antiguamente por motivo de que opiniones meddle sabiamos como iba an acontecer esto”, cuenta Claudia, y anade: “Organizar la pompa en una semana seri­a extremadamente dificil”.

“Mientras estemos en esta eventualidad, que es como una ruleta rusa, es inviable proyectar una ceremonia, porque alguno no sabe cual va a ser la data y el juez puede negarse a ultima hora, o podri?n regresar la Procuraduria o las cristianos an ocuparse de entrometerse en nuestros matrimonios. Asi que ademas esta ceremonia ha sido tan secreta”, explica Elizabeth. En resultado, solo estan presentes las madrinas, que ademas seran testigos, cuatro amigos cercanos, las abogados Manuel Paez y Mauricio Albarracin, que han acompanado el proceso, y no ha transpirado Marcela Sanchez, de Colombia Diversa, que comenta: “En el futuro recordaremos como nos toco aproximarse, atravesar un paramo, tener que organizar toda la estrategia para que a dos seres que se aman les sea identificado un estatus legal por parte del Estado”.

Se especula que el primer matrimonio igualitario en Colombia fue el viernes 20 sobre septiembre en el magistratura 48 Civil Municipal sobre Bogota desplazandolo hacia el pelo durante la semana se han celebrado otros matrimonios en el estado. Con el fin de llevarlo a cabo solo se requiere un registro civil para casamiento con vigencia menor de tres meses y Colombia Diversa aconseja a quienes desean contraer el vinculo que nunca firmen “contratos solemnes” en notarias, por consiguiente no generan el menor derecho y son discriminatorios. “No Existen causa para que el acuerdo de las parejas del igual sexo sea distinta al sobre los heterosexuales”, dice Mauricio Albarracin. “Tambien pueden dar con mas documentacion en la pagina Matrimonioigualitario.org”.

Claudia desplazandolo hacia el pelo Elizabeth andan sobre la mano hacia el juzgado desplazandolo hacia el pelo pasan bajo de una carpa con el leyenda de la Alcaldia: “Gacheta si progresa”. Sus acompanantes ondean banderas sobre arcoiris a su transito desplazandolo hacia el pelo despues las utilizan de acicalar las salas del judicatura. Preside la audiencia el enjuiciador promiscuo municipal sobre Gacheta, Julio Gonzalez.

“Quedan unidos en legitimo casamiento civil con todas las prerrogativas y todos las derechos que la ley civil les otorga y con las mismas obligaciones que la jurisprudencia civil les impone, en particular en la sentencia C-577 de 2011”. Elizabeth asi­ como Claudia intercambian argollas desplazandolo hacia el pelo “te amos” entre los aplausos y no ha transpirado risas sobre todo el mundo en la sala. Pasan a firmar los papeles y se toman fotos en la ventana, con la iglesia de extremo. “Posemos como en los matrimonios”, dice Elizabeth, al lapso que se da cuenta sobre que nunca tienen que ser “como en” porque este seri­a, efectivamente, un matrimonio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *